viernes, enero 2

VICTIMAS - VERDUGOS

A una victima le duele el olvido de otros, pero le duele más cómo esos otros, legitiman al verdugo...

Los noticieros presentaban estas afirmaciones:

-------------------------------------------------
Embajador de Palestina: "Me aterra el silencio de occidente... frente al holocausto que está sufriendo el pueblo Palestino..."
-------------------------------------------------
Embajador de Israel: "...no se olvide que Hammas quiere el exterminio del pueblo Judío y utiliza escudos humanos..."
-------------------------------------------------
"Mi hija de 8 años mientras dormía, una bomba judía le cayó encima..."
-------------------------------------------------
"Mi hijo de 14 años murió cuando un Palestino se inmoló..."
-------------------------------------------------

Esas declaraciones mostraban la sin salida y contradicción del conflicto Arabe-Israelí, como es, sentir que el dolor propio es más grande que el dolor del otro y que con cada hecho sangriento se justifica que otros infrinjan dolor al verdugo...

Pero si yo fuera victima, y me presentaran la dicotomía, de que puedo pasar de victima a verdugo, esa afirmación me molestaría, porque una cosa es la reflexión con perspectiva, y otra, la del anónimo que tiene en frente a su hijo desmembrado.


Imagen tomada de http://flickr.com/photos/32869660@N04/3140981241/

2 comentarios:

Goathemala dijo...

Es el mismo dolor y distinta perspectiva.

Sólo sé que Israel tiene derecho a existir y vivir en paz y que los palestinos, además de compartir ese derecho, esta siendo un pueblo al que están llevando al desquiciamiento desde hace sesenta años.

Abrazos.

Saldivia dijo...

Ese viejo conflicto es una antigua herida, siempre abierta y sangrante, en el devenir de la humanidad. Hace muchos años lei un relato de Ciecia Ficcion en el que un cientifico Israeli estaba desarrollando una nueva tecnologia para un usopacifico. Fue "protegido" por militares israelies, que buscaban utilizar su descubrimiento para fines belicos. Al cientifico le molestaba la paranoia de su cuidador militar, y al militar le molestaba la inocencia de su cautivo. Un dia, un terrorista islamico intento asesinar al cientifico. El cuidador lo detecto a tiempo y lo mato. El terrorista tenia 12 años. El cientifico cambio su perspectiva, volviendose mas paranoico. El militar tambien, volviendose mas humano.
A veces tienen que ocurrir tragedias para poder ponerse en el lugar del otro...